Economía de la actividad forestal privada del propietario de la dehesa de la luz

Junio 2017
Referencia: 
Instituto de Políticas y Bienes Públicos (IPP) CSIC, Working Paper. 2017-03
Autores: 

Pablo Campos, Bruno Mesa, Francisco M. Castaño, Alejandro Álvarez & Fernando J. Pulido

La selvicultura aplicada en forma de aclareo de las encinas y los alcornoques para favorecer la productividad de los pastos ha dado forma a los paisajes arbolados abiertos que reciben el nombre de formaciones adehesadas en España y montados en Portugal. Los pastos siguen siendo una fuente principal de alimentación del ganado en los ecosistemas silvo-pastorales del sur y el oeste de la península Ibérica. Adicionalmente las especies cinegéticas consumen una parte sustancial de los pastos de las dehesas ibéricas. Las producciones de pastos (bellota, hierba y ramón), leña y corcho se han explotado acorde a las demandas comerciales de cada época histórica. Las publicaciones científicas de las tres últimas décadas muestran la tendencia a la disipación de las rentas de los pastos consumidos por el ganado y la leña procedente de la poda de encinas. No obstante, las compensaciones del gobierno a la ganadería rumiante, las rentas de la bellota consumida en montanera por el cerdo ibérico y la renta de las especies cinegéticas mantienen a los pastos como el producto intermedio de materia prima comercial de mayor importancia comercial de los ecosistemas silvo-pastorales mediterráneos españoles. La estadística oficial de la cuenta económica de la selvicultura ignora la valoración explícita de los pastos en la estimación de la renta de la actividad forestal. También el gasto público forestal (distinto de las subvenciones e impuestos a la producción) se omite en la cuenta económica de la selvicultura que elaboran las oficinas estadísticas de los gobiernos. Las compensaciones públicas orientadas a favorecer la continuidad del pastoreo del ganado en las dehesas y las mejoras forestales suele tener el fin prioritario de conservar el paisaje adehesado. En otras palabras, en las dehesas el gobierno compensa total o parcialmente a los propietarios de la tierra y el ganado por el lucro monetario cesante en el que pueden incurren por mantener el pastoreo del ganado y las inversiones forestales que favorecen la conservación en el futuro del paisaje adehesado.

Este estudio estima los modelos de producciones de las selviculturas de conservación de la encina y el alcornoque aplicadas y programadas para el futuro. Estas últimas están basadas en arbolado actual de la Dehesa de la Luz y la modelización de un futuro en el que se alcanza una situación estable (estado estacionario) de las producciones de su arbolado. Los objetivos del estudio son las valoraciones de la renta y el capital del propietario (Ayuntamiento de Arroyo de la Luz, Cáceres) de la actividad forestal de la Dehesa de la Luz, que tiene una superficie total de 978 hectáreas. La actividad forestal comprende las cuatro sub-actividades de corcho, leña, pasto (hierba, ramón y bellota) y selvicultura de conservación. Esta última ofrece un producto intermedio de servicios re-empleados en la actividad pública de la conservación del paisaje adehesado de encinas y alcornoques de la Dehesa de la Luz. Aunque en este estudio se amplía la cuenta de la selvicultura oficial con la inclusión de los servicios intermedios de la sub-actividad de selvicultura de conservación, se aplican los criterios de la valoración de la cuenta económica de la selvicultura del sistema de cuentas nacionales oficial. Así, el producto intermedio de servicios es valorado por los costes ordinarios incurridos para el mantenimiento y mejora de los servicios públicos del paisaje. El sistema de cuentas agroforestales aplicado incorpora los crecimientos naturales y las producciones en curso utilizadas de corcho y leña en las respectivas cuentas de producción de las sub-actividades de leña y corcho.

La actividad forestal de la Dehesa de la Luz en 2014 ha generado un producto intermedio de servicios por un valor de 21.633 euros, que se ha re-empleado en la finca en la producción del servicio público de paisaje disfrutado por los visitantes públicos y la sociedad en su conjunto. El gobierno extremeño a través de las compensaciones a las nuevas plantaciones y espesamientos de encinas y alcornoques ha “comprado” en 2014 servicios intermedios comerciales de la selvicultura de conservación por un valor de 21.137 euros, habiendo “donado” el propietario municipal de la Dehesa de la Luz a la sociedad los 496 euros restantes del total de servicios intermedios de la selvicultura de conservación.

Se ha estimado una renta total de la actividad forestal del propietario de 59.344 euros en 2014. Ésta se reparte en 24.630 euros de renta de mano de obra y 34.714 euros la renta de capital. Esta última renta es el saldo que resulta de la ganancia de renta ambiental de 41.517 euros que genera el capital ambiental menos la pérdida de renta manufacturada 6.803 euros del capital manufacturado.